SE VENDERAN 550.000 CASAS A PESAR DEL FRENAZO DE CATALUÑA

SE VENDERAN 550.000 CASAS A PESAR DEL FRENAZO DE CATALUÑA

 

La compraventa subirá un 14,5% en España, y crecerá aún más si se despeja la incertidumbre catalana.

La dramática depresión del mercado de la vivienda duró desde 2007 hasta 2013. En 2014 comenzó a cambiar la tendencia. En 2015 ya se notó la mejoría. En 2016 pudimos hablar de recuperación, con todas las letras. 2017 está siendo el año de la consolidación… y 2018 está llamado a ser el de la vuelta a la normalidad. El sector residencial alcanzará el año que viene unas cifras que antaño se consideraban equivalentes a la “velocidad de crucero” del sector, según las previsiones del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), a las que ha tenido acceso EXPANSIÓN.

El año que viene se venderán en España 550.374 viviendas, un 14,5% más que en 2017, según el modelo econométrico del IPE, pese a la atonía de Cataluña, que sufrirá una recesión inmobiliaria si no se despeja la incertidumbre política. Ése es el dato más llamativo: las ventas de pisos caerían un 6,7% en el mercado catalán si no se reconduce la situación de inestabilidad. Desde 75.521 a 70.497.

En un contexto en que el resto de autonomías crecerá a buen ritmo, todas por encima del 13%, esto supondría un fuerte varapalo económico para Cataluña, pero, por suerte, es una previsión corregible, como explica el director de la Cátedra Inmobiliaria del IPE, José Antonio Pérez: “Por los indicadores que tenemos, hoy por hoy se vislumbra esa tendencia, pero puede cambiar si la incertidumbre política se despeja. Hay que tener en cuenta que las elecciones autonómicas están a la vuelta de la esquina. Si se recupera la seguridad jurídica, el sector inmobiliario de Cataluña se recuperará. Si no, el dinero internacional huirá de Cataluña y se producirán más números rojos”.

Hay que recordar el precio de los pisos sufrió un frenazo en Cataluña en octubre, el mes del procés, y en noviembre, el primer mes bajo las medidas del artículo 155 de la Constitución, según los datos de Tinsa: frente al 12,1% de subida interanual que mostraba el precio en Cataluña en el tercer trimestre, en octubre el crecimiento fue del 6%, y en noviembre, del 3,2%. “La evolución de los precios en Cataluña experimentó en noviembre un freno, como consecuencia de la situación política y a la espera de la cita electoral de las próximas semanas”, señala Jorge Ripoll, director del servicio de Estudios de la tasadora.

El precio del suelo, a la baja

De los resultados de esos comicios puede depender no sólo que Cataluña continúe en la senda del crecimiento inmobiliario, sino que, incluso, vuelva a ser uno de los motores del sector, como ha ocurrido desde 2014, gracias a la pujanza de la inversión en Barcelona y su área metropolitana y en la costa. Ello implicaría que la venta de casas crecería más de un 14,5% en el conjunto de España.

Por otro lado, el Pulsímetro destaca que el precio del suelo subirá en todas las autonomías menos en Cataluña, en donde pasará de los 189 euros por metro cuadrado de 2017 a 186 euros, de media (-1,7%). En el conjunto de España el valor de los solares aumentará un 4,4%, desde 167 a 174 euros por metro cuadrado. Los mayores incrementos se producirán en la Comunidad Valenciana (+17,6%), en Cantabria (+11,6%) y en Castilla y León (+10%). En Madrid, que adolece de falta de suelo, el incremento será del 3,2%.

El informe también segmenta por autonomías el mercado de compraventas. Andalucía lo lidera con holgura. En 2018 se venderán allí 110.704 casas (un 17,3% más que en 2017), según las predicciones del IPE. Le seguirán la Comunidad de Madrid (84.080, un 17,8% más) y la Comunidad Valenciana, con 82.618 (+19%). Entre las tres autonomías sumarán 277.402 transacciones el año que viene, más de la mitad del total de España: el 50,4%.

En cuarto lugar se situará Cataluña. En quinto, País Vasco, que totalizará 22.661 compraventas (+17,1%). Por detrás quedarán Castilla y León (21.559, +14,5%) y Castilla-La Mancha (20.526, +21,7%).

Las regiones en las que se notará con más fuerza la recuperación de la demanda serán Navarra, Asturias y Murcia, en las que el aumento de las operaciones alcanzará el 37,2%, el 26,9% y el 25,2%, respectivamente, según la XXV edición del Pulsímetro Inmobiliario del IPE.

¿Velocidad de crucero?

Vistos estos fuertes incrementos, ¿se puede colegir que el sector residencial alcanzará de nuevo la normalidad, lo que antes se llamaba “velocidad de crucero”? “El sector inmobiliario no muestra tendencias lineales. Hay ciclos con dientes de sierra y altibajos. La velocidad de crucero dependerá de las posibilidades de crecimiento del turismo y de la inversión de fondos extranjeros”, apunta Pérez. “El ladrillo español es uno de los destinos del ahorro del mundo, con lo cual podemos llevarnos una sorpresa y ver en el futuro años con subidas de dos dígitos”. O sea, con más de 600.000 transacciones. “Además, la obra nueva tiene mucho recorrido al alza y ese potencial no se está exprimiendo por falta de mano de obra para la industria auxiliar”, añade este economista.

Publicaciones relacionadas:

EL PRECIO DE LA VIVIENDA NUEVA SUBE UN 5% EN 2017, LA MAYOR SUBIDA EN DIEZ AÑOS

El precio medio de la vivienda nueva en España cierra el año en 2.227 euros el metro cuadrado,...

Continuar leyendo

El precio de la vivienda en España subirá un 8,6% en los tres próximos años, según Moody’s

La creciente proporción de población activa joven y la mayor asequibilidad de las...

Continuar leyendo

El Banco de España Descarta una nueva “Burbuja Inmobiliaria”

El Banco de España ha publicado un informe específico sobre la evolución del mercado de la...

Continuar leyendo